SISTEMA DE SALUD DE BRASIL

En Brasil, con la creación del Sistema Único de Salud (SUS) se instituyó un sistema nacional de salud con financiamiento fiscal, de acceso universal a la atención integral, prestada por servicios de salud que deben integrar una red regionalizada y jerarquizada. No obstante, aproximadamente una cuarta parte de la población tienen doble cobertura a través de la compra de un plan o seguro de salud privado.

Así se puede decir que el sistema de salud brasileño tiene dos componentes principales, el SUS que cubre y elcual es utilizado porla gran mayoría de los brasileños y el subsistema de salud suplementar que comprende a las empresas operadoras de planes y seguros de salud privados (medicina prepaga).

 

El Sistema Único de Saludes descentralizado con responsabilidades compartidas por las tres esferas de gobierno: nacional (Unión), estatal (estados – las provincias) y municipal. En nivel nacional el Ministerio de Salud define políticas comunes, regula y coordina. Los 26 Estados (+ el Distrito Federal,Brasilia) a través de sus Secretarias Estatales de Salud (SES) definen las políticas delos estados,apoyan a sus municipios en la implementación del SUS y prestan servicios especializados. Las municipalidades implementan y ejecutan las políticas de salud en su territorio con el apoyo de las otras esferas gubernamentales.

La estructura institucional y de toma de decisiones del SUS involucra una estrecha coordinación entre los gestores del SUS de cada nivel de gobierno mediante instancias de negociación y decisión compartida, las Comisiones Intergestores, e incluye organismos de participación social instituidos en las tres esferas gubernamentales, los Consejos de Salud nacional, estatales y municipales.

Con la unificación del sistema los establecimientos de salud de la seguridad social fueron transferidos para los estados y municipios. Al largo de los años 1990, mediante una serie de normativas, gradualmente los municipios asumieron la responsabilidad por la atención a la salud de sus habitantes, lo que promovió grandes cambios institucionales, administrativos, financieros y políticos. Cada municipio del país tuvo que crear una estructura de gestión, la Secretaria Municipal de Salud,para administrar el sistema de salud en su territorio e implantar servicios de salud, antes inexistentes. En la actualidad, los 5.570 municipios brasileños son responsables de la atención primaria de la salud de sus habitantes, y en colaboración con las Secretarias Estatales de Salud y con municipios cercanos de su región, deben organizarse en regiones de salud y garantizar el acceso a la atención especializaday a la atención hospitalaria en el SUS.

La asistencia sanitaria en el SUS esofrecidaen establecimientos públicos de salud de las tres esferas de gobierno y por prestadores privados contratados. En la atención primaria y unidades de consulta externa predominan los establecimientos públicos de salud municipales (unidades de atención básica o de salud familiar). En los sectores de atención especializada, de diagnósticoy hospitalario predominan los establecimientos privados (con y sin fines de lucro) contratados por el SUS.

El subsistema de salud suplementarcomprende las empresas operadoras de los llamados “planes”y seguros de salud privados (medicina prepaga).El acceso a la medicina prepagaes dependiente de la capacidad de pago individual o de la inserción en el mercado de trabajo. Los individuos con capacidad de pago compran planes individuales y pagan primasequivalentes a sus riesgos. Parte de las grandes empresas contratan “planes” colectivos de salud para sus empleados, que pagan las primas(algunos empleadores hacen aportes parciales,aun así,la mayor proporción de aportes financieros provienede los trabajadores mediante el pago de prima individual). Se estima que 64% de los contratos de seguros privados de salud son colectivos y 36% individuales.

Tras el pago de las primas correspondientes al riesgo individual, los asegurados tienen acceso a servicios ambulatorios y hospitalarios diferenciados según el tipo de contrato y pago en una amplia red de servicios acreditados o propios de las operadoras de medicina prepaga. Operan en el país 1.200empresas de medicina prepaga (planesy seguros) estructuradas en distintas modalidades: las empresas de medicina de grupo, las cooperativas médicas, los planes de autogestión (organizados por empresa para sus empleados) y las aseguradoras estricto sensu.

El subsistema de salud suplementar cubre alrededor de 25% de la población brasileña(48 millones de personas) con importantes variaciones sociales y geográficas,con mayores coberturas en la población de más elevado nivel de ingresos y en regiones con mayor desarrollo económico: 32% de cobertura en la región sudeste (SãoPaulo, Rio de Janeiro) y 7% de cobertura en la región Norte (Amazonas, Pará).

Las empresas de salud suplementar son reguladas y supervisadas por la Agencia Nacional de Salud Suplementar (ANS) creada en el año 2000. Legislación de 1998 reglamentó los planes y seguros de salud definiendo coberturas obligatorias para los nuevos contratos, pero se estima que solamente una cuarta parte de los contratos están bajo esta reglamentación.

Además coexiste un sector privado más restricto constituido por prestadores privados independientes,de acceso mediante pago por cto médico.

Pese a todos los avances conquistados en la formulación y ejecución de las políticas públicas del SUS, todavía continúan existiendo dificultades para su implementación, así como también en el campo de la estructura y de la organización del sistema. Entre esas dificultades, es posible mencionar:

  • Financiación insuficiente.
  • Heterogeneidad de la capacidad gestora entre estados y municipios.
  • Insuficiencia de oferta de acciones, principalmente de media y alta complejidad.
  • Regulación de los servicios incipiente en algunas localidades.
  • Problemas en el ámbito de la calidad de las acciones y de los servicios ofrecidos.
  • Dificultades en la contratación y en la fijación de profesionales en regiones ale-jadas, donde el acceso es más remoto, principalmente médicos, conllevando a una distribución desigual y no equitativa de recursos y del propio acceso.
  • Falta de articulación entre las necesidades de formación profesional para la salud y los órganos formadores.
  • Incipiente integración de la red de atención a la salud en muchas regiones.
  • Déficit de camas disponibles, especialmente en clínica médica y cuidados intensivos, lo que aumenta el tiempo de espera de los pacientes en las puertas de entrada de los servicios de urgencias.
  • Insuficiencia de acciones de promoción y prevención de daños que impacten en las enfermedades cardiovasculares, los accidentes y la violencia y reduzcan la necesidad de atención a las urgencias.

Dejanos tu comentario