Por qué las prepagas aumentan más que la inflación

Un informe prevé que los aumentos de las prepagas en 2017 rondará el 30%, mucho más que la inflación esperada por el Gobierno y que las previsiones de las consultoras. Las razones de los aumentos.

Las Prepagas subirían un 30% en 2017, un 13 puntos porcentuales más que la inflación a la que quiere llegar el Gobierno y entre un 7 pp y un 5 pp más que las estimaciones de consultores privados. Esto se desprende de un informe del sitio web que es buscador y comparador online de coberturas de salud que cuenta con el aval de la Superintendencia de Servicios de Salud y la Dirección General de Defensa y Protección al Consumidor.

El Gobierno nacional autorizó a estas entidades a aumentar la cuota mensual un 11%, dividido en dos partes: 6 en julio y 5 en agosto. “Vale consignar que en los últimos 12 meses –indica el informe–, Salud aprobó un aumento del 15% a partir de junio de 2016, otro 5% desde julio, un 9% desde octubre y otro 6% a partir de febrero de este año. En total, el sistema tiene 5 millones de beneficiarios, de los cuales un millón son voluntarios y el resto son de afiliados de obras sociales que derivan sus aportes a la prepaga”.

Las razones que estas empresas esgrimen para estos aumentos que superan ampliamente el acuerdo promedio de paritarias y lo que se estima de inflación son los siguientes: la estructura de costos de las entidades; los cálculos actuariales (evaluación de riesgos); el incremento del costo de las prestaciones obligatorias, suplementarias y complementarias; la suba de salarios que surge de las paritarias del sector; las nuevas tecnologías; las reglamentaciones legales que modifiquen o se introduzcan en el Programa Médico Obligatorio (PMO); el incremento de costos de recursos humanos.

La cuota hoy para un adulto de 35 a 40 años oscila entre $ 1.311 y $ 17.543 según el plan y la empresa prestadora del servicio. En un cotejo entre 63 planes de salud de las 13 prepagas más importantes el plan más básico, que incluye un copago por consulta o servicio con copago cuesta:

$ 1.413 (Homini)
$ 1.645 (Medicus)
$ 1.771 (Sancor)
$1.841 (Alemán)
$1.910 (Italiano)
$ 2.186 (Británico)
$ 2.403 (Swiss Medical)
$ 2.414 (Omint, sin copago).

Si se adicionan beneficios o ampliación de cobertura en odontología, oftalmología, flebología y cirugías, las cuotas y los planes se disparan a valores que van de los $ 6.000 a los $ 17.543.

Hugo Magonza, presidente de la Asociación Civil de Actividades Médicas Integradas (Acami), afirmó que los aumentos en 2016 estuvieron en gran parte llevados por las paritarias firmadas en el sector pero también por los medicamentos de alto costo y los tratamientos por discapacidad.

Estos dos últimos factores tienen cada vez más peso en la estructura de costos. Es por esto que Néstor Gallardo, presidente de la Asociación de Entidades de Medicina Privada, afirmó que “es verdad que las cuotas aumentan pero los planes tienen cada vez más cobertura porque hay una ley que exige la cobertura total de todas las patologías que existen”.

Fuente: Revista Fortuna

Dejanos tu comentario