OSDE pagará $8.000 millones para cerrar un conflicto con el Estado por el Fondo Solidario de Redistribución

La causa se inició en 1998, pero fue reflotada en enero pasado tras una denuncia presentada por Swiss Medical ante las autoridades de la Superintendencia de Servicios de Salud. Ahora, OSDE deberá pagar $1721 millones al contado y el resto en cuatro meses

OSDE es una sociedad sin fines de lucro con dos millones de afiliados, la mayor prestadora de servicios privados de salud del país. En 1998, las autoridades de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), denunciaron a la obra social por incumplir una resolución según la cual debía pagar una alícuota a un fondo solidario de redistribución que recauda y distribuye recursos entre todo el sistema de obras sociales.

Bautizado como fondo solidario de redistribución (FSR), se nutre del aporte del 15% de lo que las obras sociales le cobran como cuota a un asociado y reparte el dinero para financiar ciertos tratamientos y enfermedades. De hecho, existe el Expediente Nº 36667/1998 del registro del Juzgado Federal de la Seguridad Social Nº 5 caratulado Superintendencia de Servicios de Salud c/ Obra Social Ejecutivos y Personal de Dirección de Empresas s/ Cobro de aportes y contribuciones. De su análisis se desprende que, el 28 de septiembre de 1998, “la SSS interpuso una demanda de conocimiento pleno contra OSDE a fin de percibir los aportes adeudados al FSR en concepto de adherentes voluntarios”.

Según la investigación, OSDE venía eludiendo el pago del aporte desde la década de los 90 por entender que es una obra social, que están exentas de todos los tributos, y no una prepaga, sector que debe cumplir con todas las tributaciones.

En la denuncia inicial se calculó en $10.000 millones el monto actualizado que debería haber pagado pero que dejó de aportar en estos últimos 20 años. Según la demanda, OSDE no es una obra social sino una prepaga ya que ofrece servicios al personal de dirección y al resto del sistema.

De hecho, en 2013 hubo un fallo de la Corte Suprema de Justicia a favor de la legitimidad de acción de la SSS para reclamar los pagos incumplidos. Y otras obras sociales denunciadas por el mismo tema terminaron por admitir las demandas y cancelar sus deudas.

En ese período, la empresa siguió interponiendo recursos al entender que no estaba alcanzada por las normas. Pero desde hace ocho meses, el fiscal federal Gabriel de Vedia, a cargo de la Unidad Fiscal para la investigación de Delitos relativos a la Seguridad social (Ufises) tomó cartas en el asunto y presentó una denuncia penal por el delito de apropiación indebida de los recursos de la seguridad social.

En forma paralela, la SSS envió un grupo de síndicos a OSDE para analizar los libros, los balances y la situación contable de la obra social. También dio intervención a la Unidad Fiscal de Gabriel De Vedia.

La presión de Swiss Medical

A pesar de que nunca se dictó sentencia de fondo de primera instancia, a mediados de enero de 2017, Claudio Belocopitt, presidente de Swiss Medical, y con el patrocinio del constitucionalista Daniel Sabsay, presentó ante la SSS una denuncia contra OSDE, y que se basa en supuestas violaciones a las leyes y reglamentaciones que norman el sistema sanitario argentino, acusándola de maniobras de defraudación al Estado, malversación de fondos y evasión fiscal.

La SSS recogió el guante, mientras que desde el Gobierno incluso hasta se llegó a poner sobre la mesa la posibilidad de intervenir la obra social de dirección. Aunque para muchos se trató simplemente de una amenaza para poder sentar a la empresa ante una mesa de negociación.

Luego de casi 20 años de investigaciones, causas judiciales y de negociaciones, finalmente los dueños de OSDE aceptaron pagar una sideral cifra de $8.000 millones para cerrar un litigio con el Ministerio de Salud. El acuerdo contempla un pago inicial de $1.721 millones que OSDE hará al contado. Luego, tendrá cuatro meses para pagar otros $5129 millones, ajustables con las tasas del mercado. De manera adicional, tendrá que ceder una serie de créditos que posee con el FSR y el sistema de salud hasta completar los $8000 millones. Es decir, otros $1150 millones.

Desde OSDE reconocieron el acuerdo y aclararon que para que se efectivicen los pagos, el Gobierno debe renunciar a los juicios en contra de la empresa. De hecho, ya existen dictámenes favorables al convenio firmados por la SSS. También el ministro de Salud, Jorge Lemus, ya firmó la resolución favorable que ahora deberá ser publicados en el Boletín Oficial.

Las fuentes de la empresa también aseguraron que el millonario pago no causará problemas a la estructura financiera de OSDE ni a las prestaciones a sus usuarios. “Es un dinero que ya está previsionado en los balances, por lo cual nuestra actividad no corre ningún riesgo”, sostuvieron ante una consulta de IProfesional.

Según fuentes del Ministerio de Salud, los fondos se usarán para financiar el lanzamiento de la Cobertura Universal de Salud (CUS), que se encuentra en fase de prueba.

El de OSDE, no obstante, era el caso más grande, de lejos, y de los pocos que todavía quedaban pendientes en la Justicia, junto con el de Osdipp, la Obra Social para el Personal de Dirección de la Industria Privada del Petróleo, que llegó hasta la Corte Suprema y está a la espera de que falle en cualquier momento. El resto de los casos judicializados se habían cerrado, pero sin que la Justicia se expidiera nunca con respecto a la cuestión de fondo.

Dejanos tu comentario