El PAMI cambió el modelo de financiación a las clínicas y laboratorios

Los afiliados estarán obligados a ir una clínica. El ente estatal ahora pagará una suma fija a cada prestador

La salida de Carlos Regazzoni no parece haberle traído tranquilidad al PAMI. Su sucesor, Sergio Cassinotti, puso en marcha una renegociación con las clínicas y laboratorios que sacudió y generó malestar en el sector. Los prestadores lo definieron como un “cambio abrupto de modelo” y cuestionan los nuevos términos.

A saber: desde mayo los jubilados estarán obligados a ir a una clínica y el PAMI pagará un precio fijo por cada uno de ellos. Antes se atendían donde querían y el PAMI actuaba como una prepaga que cubría sus gastos. El problema es que, según denuncian las clínicas, el precio fijo que ofrece el ente estatal está muy por debajo de lo que necesitan para cubrir los gastos. Serían 420 pesos por mes por cada paciente y cada clínica tendrá un número fijo de pacientes. Los prestadores calculan que cada afiliado gasta 650 pesos por mes.

En una reunión con los representantes de las clínicas, Sergio Cassinotti dijo que el PAMI estaba en quiebra y criticó a Regazzoni. Pero los prestadores denuncian que esta nueva modalidad es un ajuste hacia ellos que derivará en peores prestaciones y menos opciones para los afiliados.

Fuente: Infobae

Dejanos tu comentario