CANNABIS EN ARGENTINA Y EN EL MUNDO

La ley recientemente aprobada en la Argentina cuenta con antecedentes en varios países del planeta.

El aceite de cannabis puede consumirse en gotas. También puede ser diluido en otro líquido o mezclado en alguna masa. Generalmente se usa para aplacar dolencias o tratar convulsiones. También hay quienes lo usan para enfrentar mejor un cáncer o el VIH. Pero también, en algunos casos, es recomendado combatir cuadros de esclerosis múltiple, artritis, glaucoma, dolor crónico, la enfermedad de Alzheimer, mal de Parkinson, depresión, entre otros.

Algunas claves para entender qué permitirá esta nueva ley:

  • Crear el Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis, sus derivados y tratamientos no convencionales, que dependerá del Ministerio de Salud.
  • Entre los objetivos del Programa está garantizar el acceso gratuito al aceite de cáñamo y demás derivados del cannabis, desarrollar evidencia científica sobre diversas alternativas terapéuticas que no abordan los tratamientos médicos convencionales, conocer los efectos secundarios, capacitar continuamente a los profesionales de la salud con respecto a este tema.
  • El Ministerio de Salud, como autoridad de aplicación, podrá autorizar el cultivo de cannabis por parte del Conicet y el INTA, para que hagan investigaciones médicas y científicas, y también elaborar la sustancia para el tratamiento que suministrará el programa. Por el momento, la droga será importada desde los Estados Unidos.
  • La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) permitirá la importación de aceite de cannabis y sus derivados cuando sea requerida por pacientes que presenten las patologías contempladas en el programa y cuenten con la indicación médica pertinente. Para ellos la provisión será gratuita.
  • Crear un registro nacional para pacientes y familiares. Sus datos serán confidenciales.
  • Crear también un Consejo Consultivo (estará integrado por instituciones, asociaciones, organizaciones no gubernamentales y profesionales del sector público y privado) para que articulen acciones.
  • Los laboratorios de Producción Pública de Medicamentos podrán producir cannabis en todas sus variedades para su uso medicinal, terapéutico y de investigación.

JAMAICA

El país de Bob Marley, donde la planta es un símbolo cultural, legalizó el consumo de marihuana en 2015. Está permitido el consumo recreativo de hasta 56 gramos y regulada la comercialización con fines medicinales. Además, se permite el autocultivo particular de hasta cinco plantas.

URUGUAY

En 2014, promulgó la ley que regula la producción, distribución y venta del cannabis bajo control del Estado. Desde entonces, quienes cultivan deben estar registrados. En abril de este año, está previsto que la sustancia comience a venderse en farmacias con fines medicinales. Pero existe un fuerte debate para modificar la ley. Es porque el consumo de marihuana en jóvenes aumentó y ya supera al de tabaco. Y porque se instaló la idea de que en Uruguay es legal el turismo recreativo de marihuana, algo que debieron aclarar que está prohibido.

ESTADOS UNIDOS

California, Massachusetts y Nevada legalizaron en noviembre el consumo recreativo. La nueva regulación permite a mayores de 21 poseer la sustancia, así como cultivar plantas en sus casas. También está regulada la venta con fines médicos de subproductos como el aceite de cannabis. La marihuana ya es legal con fines recreativos y médicos en Columbia, Oregon, Washington, Colorado y Alaska.

BRASIL

En marzo del 2016, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) autorizó la prescripción médica y la importación de medicinas con canabidiol o THC. En enero pasado, este mismo organismo registró el primer medicamento a base de cannabis que sirve para el tratamiento de la esclerosis múltiple. Pero el consumo de marihuana recreativo y el autocultivo está prohibido.

ESPAÑA

El gobierno de Rajoy se opone a toda iniciativa sobre tolerancia al consumo de cannabis en cualquiera de sus formas. En España han proliferado en los últimos años clubes de cannabis que se amparan en que existe un limbo legal alrededor del consumo para reunir a fumadores que quieren impulsar una regulación del sector. Hasta hace un año, esos clubes incluso vendían pequeñas cantidades de cannabis, pero los jueces los fueron clausurando.

CANADA

En el país norteamericano, donde a partir de 2018 se legalizará el consumo de marihuana, cualquier enfermo mayor de edad con receta médica puede comprar cannabis medicinal a partir de 2013.

ISRAEL

En Israel es legal el consumo terapéutico de derivados del cannabis desde la década de los 90. Esta medida ha permitido que la autoridades médicas israelíes tengan registradas a unos 27.000 pacientes, que van desde el mal de Parkinson a la depresión, que pueden hacer un uso médico de estos productos. No se permite el consumo recreativo ni el cultivo particular.

En Chile, Colombia, Alemania, Italia, Finlandia y Noruega también permiten desde hace tiempo el uso del cannabis medicinal. Y los gobiernos de Australia, Nueva Zelanda y Macedonia ya anunciaron que comenzarán con cultivos especiales para iniciar programas de aceite de cannabis con fines médicos.

Fuente: Clarín1 Clarin2

 

Dejanos tu comentario